Qué es Neurofeedback

Neurofeedback

Se trata de un proceso que te permite ser consciente de tus propias funciones psicológicas usando instrumentos que facilitan información sobre la actividad de esos sistemas y con la intención de modificar la respuesta de los mismos. Utiliza dispositivos de monitoreo para proveer información en tiempo real y minuto a minuto sobre el funcionamiento fisiológico del sujeto en estudio. Por lo tanto se trata en realidad de un entrenamiento del cerebro, enseñarle a trabajar de una forma más eficiente.

En primer lugar, realizaremos un electroencefalograma cuantitativo (EEGQ), en el que observaremos la actividad de todo el cerebro. Los sensores son seguros, no se insertan en la piel sino que se pegan con una crema conductora y son completamente indoloros.

Esta actividad eléctrica se observa, en tiempo real, en la pantalla de un ordenador. Al paciente se le instruye para que aprenda a incrementar o disminuir los valores de cada una de las frecuencias cerebrales.

La información se puede presentar en diferentes modalidades. Bien en forma de videojuego, con una película que va reproduciéndose o parándose a modo de refuerzo o a través de sonidos cuando se realiza un tratamiento con ojos cerrados. Conforme la señal se aproxima más al rendimiento óptimo, los estímulos visuales y auditivos comenzarán a retribuir al paciente. De esta forma, el paciente aprende cuál es el funcionamiento adecuado de sus frecuencias cerebrales.

Gradualmente y con la repetición, el cerebro responde a estas señales realizando nuevas conexiones neuronales y desarrollando nuevos patrones que se verán reflejados en el propio funcionamiento del paciente

Esta técnica implica un promedio de 30 a 40 sesiones que duran 45 minutos cada una. Las sesiones pueden realizarse todos los días, hasta dos veces por día. Por lo tanto es adecuada para pacientes que viven lejos del centro de tratamiento pero que pueden asistir durante 2 o 3 semanas para un tratamiento intensivo.

La técnica puede utilizarse en conjunto con la toma de medicación. Sin embargo, en algunos casos, con la administración de este tratamiento es posible reducir o hasta suprimir la medicación.

Como ya hemos mencionado no tiene contraindicaciones ni efectos adversos, y los cambios que produce son duraderos, es decir, no desaparecen cuando termina el tratamiento.